viernes, 4 de septiembre de 2015

Pin It

Widgets

Apuesta al mercado interno




“No se caen las ventas externas por problemas de competitividad sino porque no hay demanda”, dijo CFK.
Imagen: Jorge Larrosa
La Presidenta lo expresó el miércoles en la UIA, al afirmar que la crisis internacional obliga no sólo a sustituir importaciones sino también exportaciones, debido a la caída de la demanda externa. Las repercusiones.

“Además de sustituir importaciones necesitamos sustituir exportaciones con más mercado interno para cubrir lo que no nos compran de afuera, no se caen las ventas externas por problemas de competitividad sino porque no hay demanda”, aseguró el miércoles Cristina Fernández de Kirchner en la celebración del Día de la Industria. La frase no hizo más que reafirmar lo que viene haciendo el gobierno desde que la demanda de China, Brasil y Europa se redujo como consecuencia de la crisis internacional. Además, le sirvió a la mandataria para dejar en claro que no considera a la devaluación como una alternativa para recuperar competitividad. Su intervención generó ayer polémica entre quienes defienden el modelo del mercado interno y quienes presionan por una depreciación del peso con el argumento de que de ese modo se reactivarán las exportaciones.

En el Gobierno están convencidos de la necesidad de alentar la demanda para que el mercado interno continúe siendo el motor del crecimiento. La recesión de Brasil, principal socio comercial, y la desaceleración de China complicó el frente externo. Por lo tanto, la demanda local es clave para mantener la actividad de las fábricas y los puestos de trabajo. La industria fue uno de los sectores más afectados en los últimos meses, pero eso se debió fundamentalmente a la crisis internacional y tuvo a la industria automotriz como el máximo exponente de ese declive. En Economía sostienen que si no hubiera sido por el mercado interno la caída hubiera sido mayor y habría impactado de lleno en los niveles de empleo. Sin embargo, algunos sectores empresarios sostienen que la solución es la devaluación y la liberalización de la economía y vienen presionando fuerte por distintas vías para tratar de conseguir su objetivo.

El dirigente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), Osvaldo Rial, se alineó ayer con la postura oficial y sostuvo que “cortar el gran proceso de desarrollo que vive la Argentina en este momento sería volver atrás”. En una entrevista radial, el ex presidente de la Unión Industrial Argentina sostuvo que en las próximas elecciones habrá que elegir entre “un modelo de país que está basado en el trabajo, la producción, el mercado interno o volver a la tapa de un diario del 2001, en el que se recortaban jubilaciones o bajar los sueldos”. “No podemos tener un Estado ausente. La intervención del Estado ayuda a que los sectores privados puedan ponerse de acuerdo, ver de que forma se pueden complementar”, agregó. El dirigente fabril enfatizó que en los últimos años “se ha avanzado muchísimo en muchos factores que hacen al desarrollo productivo del país, tanto sean economías regionales, como lo que tiene que ver con pymes”.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), Juan Carlos Lascurain, dijo que Cristina Fernández de Kirchner “mostró cómo se fueron moviendo los sectores industriales en la argentina durante estos años, producto de haber definido como una política del país la reindustrialización, volver a generar empleo a través de la industria con medidas como la administración de comercio, la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, restablecer la educación técnica y la vuelta de los científicos”.

Entre los que cuestionaron los dichos de Cristina Fernández, estuvo el titular de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), Enrique Mantilla, quien aseguró que la idea de sustituir exportaciones “es una barbaridad económica”. El comunicado de CERA añadió que la propuesta presidencial significa “promover un endeudamiento insostenible” y solicitó no olvidar que “exportaciones, importaciones, crecimiento e inclusión social son complementarios y no sustitutos”. También hubo críticas del ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde, Jorge Remes Levicov, quien comandó la última megadevaluación que llevó adelante el país en 2002. “Sustituir exportaciones no tiene ningún sentido. Al contrario, creo que es muy perjudicial para el país porque uno exporta para poder conseguir divisas”, aseguró. También se expresó el titular de la Cámara de Importadores, Diego Pérez Santiesteban. “Lo más recomendable si se cierra un mercado, es tratar de buscar otro mercado externo, ahora, si se cierran todos juntos, hay que tratar de consumir en el mercado interno”, sostuvo en sintonía con las palabras de la Presidenta.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-280924-2015-09-04.html

EMANCIPACIÓN | Siglo XXI ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario